Seguidores

Buscar este blog

Cargando...

martes, 24 de febrero de 2015

Cuento Zen."El bambú Japonés"

Hola queridas amigas y amigos , lectores comentaristas blogueros de El blog de MA, Twitter y Facebook, hoy un post nuevo.Leyendo una revista en un consultorio medico, me encuentro
con un  pequeño cuento Zen."El bambú Japonés".Lo escribo en un cuaderno  mientras esperaba  mi turno.
Y hoy ve la luz.

 Cuento Zen. "El bambú Japonés".


_No hay que ser agricultor para  saber que una buena
cosecha requiere de buena semilla, buen abono
y riego constante.
También es obvio que quien cultiva la tierra
no sepa  impaciente frente a la semilla sembrada
y grita con todas sus fuerzas:"¡Crece, maldita seas!"


Hay algo muy curioso que sucede con el bambú Japonés
y que lo transforma en no apto para impacientes : siembras la semilla,
 la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.
Durante los primeros meses no sucede nada apreciable.
En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros
siete años, a tal punto,que  un cultivador inexperto estaría convencido
de haber comprado semillas  infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año,en un periodo de solo seis semanas
la planta de bambú crece 'más de 30 metros!
¿Tardó solo seis semanas en crecer? No. La verdad es que se tomó
siete años y seis semanas en desarrollarse.
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú
estaba  generando un complejo sistema de raíces que le permitían
sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Cuento Zen."El bambú Japonés".

Moraleja. "La paciencia es la madre de la ciencia".

El secreto de la  vida, esta en vivir conectados a la vida de nuestro ser,
con nuestras raíces ancladas a tierra con mucho amor, sin perder la esperanza
de crecer en amor.
MA.


Gracias amigas y amigos por los comentarios.




6 comentarios:

  1. Hola MA, buenas noches.
    Me encantan los cuentos Zen.
    Este de "El bambú Japonés" no lo conocía.
    En este mundo nuestro hay tantas cosas que desconocemos.
    Venimos a este mundo a aprender.

    Hay que vivir enraizadas y enraizados en el amor.

    Besos .
    María.



    ResponderEliminar
  2. Gracias María por tu huella amiga y comentario.
    El amor del hombre es la semilla y la raíz de la madre tierra.
    Besos y feliz vida.

    ResponderEliminar
  3. .Hola MA, soy una fiel lectora nueva en tu casa de letras, desde que descubrí tu blog en internet. Me gusta tu blog, lo estoy leyendo poco a poco desde el principio de sus post ,cuando tengo tiempo me recreo.
    Me encanta su contenido tan diverso y cultural.
    Felicitaciones.
    Abrazos.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rosa por dejar huella, leer mi blog y felicitarme.
    Bienvenida siempre a tu casa de letras.
    El blog de MA.
    Escribo para estar viva.


    Un abrazo y feliz vida.

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Ma,ando por tu casa, como ya sabes solo pasaré una vez al mes, cuando posteo, no doy a más.
    Tus palabras tienen mucha verdad, todo tiene su tiempo, pero el hombre es impaciente y no se acuerda que para llegar a ser un hombre necesita crecer año a año aprendiendo a ser lo que debe de ser.
    Gracias
    Un beso de ternura.

    ResponderEliminar
  6. Gracias mi querida amiga Cecila por entrar por mi casa de letras y dejar grata huella amiga.
    Estoy a tu lado.
    Salud y abrazos.

    MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar