Seguidores

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 9 de enero de 2012

Las cuatro virtudes cardinales.

Amigas y amigos,  lectores  comentaristas blogueros, hoy un post nuevo  recordando las cuatro virtudes cardinales de la religión cristiana, aprendidas en el colegio de pequeños en las clases de religión obligatorias.

__Son estas cuatro  las virtudes cardinales cristianas: Prudencia, justicia, fortaleza y templanza.
  Son cuatro virtudes como cuatro templos en la vida del hombre, que esta muy bien recordarlas
   y hablar sobre ellas.

Gracias amigas y amigos por los comentarios.

11 comentarios:

  1. Me parece muy bien que las recuerdes, pero muy escuetas, no te parece?
    Prudencia:Pensar dos veces las cosas antes de decirlas, o hacerlas, sobre todo si se pueden seguir perjuicios para otras personas, por nuestras palabras o actos.
    Justicia:Ah, con la iglesia hemos topao..., como diría un castizo..."La justicia es un cachondeo"
    con una balanza adaptable a enchufaos, lenta y
    partidista...
    Fortaleza:Hay que tener mucha para llegar a fin de mes....sin quedarse en el empeño.
    Templanza:Ser pacientes, dulces, amables, sosegados, en un mundo de nervios, estrés y prisas....para llegar a donde???
    Un beso grande, MA

    ResponderEliminar
  2. Gracias mil niebla por tu magnifico comentario enriquece el post, de Las cuatro virtudes cardinales y da que pensar y eso es bueno ...
    Lo he publicado así, un post desnudo para que cada uno de mis lectores comentaristas lo vista y opinen libremente lo que gusten decir y piensen y entre todos el post tan simple, sea un libro abierto de opiniones y comentarios.

    Besos de MA y mil gracias mil por tu bella huella.

    ResponderEliminar
  3. Cuatro virtudes para aplicarlo a un@ misma, la vida se vería de otra manera,
    Se tiene que ser prudente, se tiene que tener templanza, la fortaleza es la que nos ayuda en el día a día.
    De justicia podemos sacar un abanico de conclusiones,Seamos justo...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bien amiga Mar buen comentario seamos justos en esta vida,prudente, templanza y fortaleza para vivir en armonía y en paz...
    Besos de luz para ti.

    ResponderEliminar
  5. Bien amiga Mar buen comentario seamos justos en esta vida,prudente, templanza y fortaleza para vivir en armonía y en paz...
    Besos de luz para ti.

    ResponderEliminar
  6. Cuatro virtudes que en su día marcaron la ruta de las personas ,pero en estos tiempos se parecen más a las cuatro estaciones, que nunca son lo que se esperan de ellas, alterando su forma de comportarse ,cambiando el frío por el calor las lluvias por el sol y la primavera lo único que hace es hacer bueno el refrán que con su llegad la sangre nos la altera.


    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues no las sabia, pero bien que practico algunas de ellas, todo un gusto saludarte en este nuevo año amiga

    ResponderEliminar
  8. Gracias mil Jose tu comentario, es hoy una realidad de vida que la mayor parte de los valores humanos se pierden , por vivir egoístamente y materialístamente y ser individualistas.

    Es interesante tu criterio de la comparación con las cuatro estaciones. Me gusto tu comentario.

    Un abrazo fraternal de MA.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Julio amigo mío por entrar en año nuevo por esta tu casa amiga de letras.Es ta magnifico que sin conocerlas cuatro virtudes cardinales las practiques eso es ser hombre sabio y justo...

    Un abrazo fraternal de MA.

    ResponderEliminar
  10. Cuatro virtudes que no se tenian que perder y que en estos dias parece como si fueran defectos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Con demasiada frecuencia nos sale a flote el juez que llevamos dentro y no nos vemos la viga de nuestro ojo. Si fuésemos un poco más prudentes no caeríamos en tan craso error. Se necesita ser fuerte para sostener los propios criterios, aunque la corriente vaya por derroteros de contravalores. Si contáramos con un poquito de templanza no nos exaltaríamos tanto y en lugar de abanar para encandilar el fuego, pondríamos algo de cordura y serenidad.

    ResponderEliminar