Seguidores

Buscar este blog

Cargando...

martes, 22 de septiembre de 2009

Federico García Lorca, uno de los poetas de la Generación del 27

Federico García Lorca es otro de los personajes que aparecen en la medallas de este post.


Federico García Lorca, nació en Fuente Vaqueros (Granada) en el seno de una familia de posición económica desahogada (fue bautizado con el nombre de Federico del Sagrado Corazón de Jesús García Lorca; su padre fue Federico García Rodríguez, un hacendado, y su madre, Vicenta Lorca, maestra de escuela que fomentó el gusto literario a su hijo), el día 5 de junio de 1.898 y murió ejecutado entre Víznar y Alfacar (Granada), el 19 de agosto de 1.936). Fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes. Formó parte de la Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo. Murió ejecutado tras el levantamiento militar de la Guerra Civil Española, por su afinidad al Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.

Desde la edad de 2 años, según uno de sus biógrafos, Edwin Honig, Federico García Lorca mostró su habilidad para aprender canciones populares, y a muy tierna edad escenificaba en miniatura oficios religiosos. Su salud fue frágil y no empezó a andar hasta los cuatro años. Leyó en su casa la obra de Víctor Hugo y de Miguel de Cervantes. Como estudiante fue algo irregular. De niño fue puesto a la tutela del maestro Rodríguez Espinosa, en Almería, ciudad en la que residió con su familia entre 1906 y 1909[cita requerida]. Inició bachillerato de vuelta a su provincia natal y abandonó la Facultad de Derecho de Granada para instalarse en la Residencia de Estudiantes de Madrid (1918–1928); pasado un tiempo regresó a la Universidad de Granada, donde se graduó como abogado, aunque nunca ejerció la profesión, puesto que su vocación era la literatura.

La ubicación meridional de Granada, donde se encontraba viva la herencia mora, el folclore, el oriente y una geografía agreste, quedaron impresas en toda su obra poética, donde los romanceros y la épica se funden de manera perceptible. Después de su madre, fue Fernando de los Ríos quien estimuló el talento del entonces pianista en favor de la poesía; así, en 1917 escribió su primer artículo sobre José Zorrilla, en su aniversario.

La España de García Lorca era la de la Edad de Plata, heredera de la Generación del 98, con una rica vida intelectual donde los nombres de Francisco Giner de los Ríos, Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno y, poco después, Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset imprimían el sello distintivo de una crítica contra la realidad de España.

Influyeron, además, en la sensibilidad del poeta en formación Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Manuel Machado, Ramón del Valle-Inclán, Azorín e, incluso, el Cancionero popular.

Mi madre Ángeles Garrido Garrido le dedicó estas obras literarias:

Federico García Lorca por Ángeles Garrido Garrido

Oh Granada, hermosa eres, hermosos los jardines que tienes,
llenos de hermosas flores, de suave fragancia y fuerte olores.
De la huerta de San Vicente, un hermoso jazmín te arrancaron y
en Viznar en su barranco lo transplantaron, pensando los jardineros
que por falta de agua se secaría. Pero ocurrió todo lo contrario. Echo tantas raíces y floreció tanto que su aroma embriagó al mundo entero, lo sigue y lo seguirá embriagando.

Muchos creían, que solo inspiraciones de poeta tenias. Se equivocaron otros sentimientos que en tu corazón había. Amabas a los trabajadores y a los marginados defendías. Esta fue la causa que en plena juventud, tu vida segaran, aquellos que se creían cristianos pero se equivocaron. El cristiano eras tú que amabas a tus hermanos, los trabajadores y los marginados.

En un triste recordar. En España, en nuestro país, una tormenta
se desencadenó cargada de relámpagos y truenos, de aguas fuertes,
de vientos fieros y de volcanes de fuego.
Escondido estabas, hermoso lirio, entre la hierba y el heno, no querías que esta tormenta estropease ninguno de tus aterciopelados pétalos.
pero la tormenta fue tan fuerte como el hierro y no sólo te arrancó uno de tus preciosos pétalos, te arrancó de raíz, te arrancó entero, pero tú te transplantaste de nuevo y floreciste otra vez con lirio, lirio hermoso de aterciopelados pétalos.

Ángeles Garrido Garrido

Enviado por ma.

Fuente de Aynadamar, por Ángeles Garrido Garrido

Naciste llorando
fuente de Aynadamar
por aquello que esperabas
seguirás llorando
por aquello que esperabas
seguiste llorando
por aquello que esperabas.

No llores más
fuente clara y fría
cambia tus lágrimas saladas
por lágrimas de felicidad
por lo que tú lloraste
y lloras
hoy ya no debes llorar
naciste llorando
fuente de Aynadamar
por la mancha de escarlata
que hay entre Viznar y Alfacar.

Tú sabes que tu agua es poca
para poderla lavar
pero si tienes suficiente caudal
para regar la tierra
y que florezca este lirio deshojado
por la tormenta infernal

Naciste llorando
por aquello que esperabas
seguiste llorando
por aquello que esperabas
no llores más
fuente clara y fría
que por aquello que lloraste
es hoy gloria inmortal
cambia tus lágrimas saladas
por lágrimas de felicidad
fuente de Aynadamar

Ángeles Garrido Garrido.

Dedicado a Fuente Grande, Fuente de Aynadamar.

Enviado por ma.

Viznar y Alfacar, por Ángeles Garrido Garrido

Viznar y Alfacar,
Alfacar y Viznar,
hermosos pueblos,
que estáis enclavados
a la espalda de la
Sierra de la Alfaguara.

Esa Alfaguara que atrapa
las tormentas, para
protegeros a vosotros y a
muchos pueblos de Granada.

Vosotros parecéis dos vigías
que, desde vuestra almena
estáis protegiendo a Granada
y velando el tesoro que tu
Viznar, en tu corazón guardas
ese tesoro que nació en la
Vega, y murió en tu pecho
con todo el dolor de tu alma.

Viznar y Alfacar sois como dos hermanas
que lloráis juntas
por ese tesoro que guardáis
en vuestras almas.

No lloréis mas, Viznar y
Alfacar.
Que ya resucito, lleno de gloria.
Y nosotros aquí, en nuestro pueblo
de Beas, junto con los pueblos
de Granada,
vivimos con alegría
vuestra alegría,
esa alegría resucitada

Ángeles Garrido Garrido

Dedicado a Federico García Lorca.

Enviado por ma.
 Las obras pueden encontrarse en la web de Mispueblos.es

10 comentarios:

  1. Muy interesante tu blog.
    Aprendi muchas cosas que no sabia de Garcia Lorca a quien me gusta leer.

    ResponderEliminar
  2. gla. Gracias por tu visita y comentario. a mi tambien me gusta leer a Federico García lorca. Un abrazo de MA .

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante,me dicte luz en cosas que no sabia.gracias por tu visita
    Besos

    ResponderEliminar
  4. mardelibertad gracias a ti por entrar a comentar mi post . Besos

    ResponderEliminar
  5. hola, nuestras felicitaciones por la gran aportación cultural que ofreceis. Es impresionante el tesoro cultural y las grandes personalidades hijas de Granada. jc de bergantinopla

    ResponderEliminar
  6. Gracias JC de la revista intercultural bergantinopla, por ser amigos de este humilde blog y gustate su contenido cultural.UN abrazo de MA desde Granada .

    ResponderEliminar
  7. Casi olía el jazmín de Granada.
    Gracias por los poemas de Ángeles Garrido. Lorca es uno de mis poetas amados.
    Gracias MA por este blog, lo seguire con atención.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Manuel Menassa de Lucia por tu hermoso comentario , yo también seguiré tu blog ,amigo un saludo de MA desde Granada.

    ResponderEliminar
  9. Mil gracias escuchando palabras ,el gusto es mio por pasar tu a leer mis entradas de post.

    Un abrazo de MA

    ResponderEliminar